Instancia previa a un litigio laboral:

juicio-laboral-1024x683-960x540

Es muy importante que como trabajador estés al tanto de tus derechos y las herramientas que te brinda la ley para hacerlos valer.

1.-Denuncias: Si en tu empresa o lugar de trabajo tus derechos no se están respetando, tanto por tus compañeros de trabajo o tus superiores, o se infringen las normas laborales (previsionales, de seguridad o de salud) puedes denunciar a tu empleador, para que se realice una fiscalización.

2.-Reclamo Administrativo: si fuiste despedido y tu ex empleador te adeuda el pago de remuneraciones, cotizaciones, indemnizaciones y otras prestaciones laborales por el término del contrato laboral, puedes interponer un reclamo administrativo para que tu ex empleador sea citado a comparendo de conciliación ante un conciliador de la Inspección del Trabajo.

Los reclamos administrativos en algunos casos son un paso administrativo previo necesario para la interposición de una demanda laboral, lo que se determina en consideración al monto que se demandará y define el tipo de procedimiento a aplicar.
Aunque debemos destacar que mientras se encuentre vigente estado de excepción constitucional de catástrofe, por calamidad pública, declarado por decreto supremo Nº 104, de 18 de marzo de 2020, del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, no será necesario acreditar su realización para demandar, según estableció la ley 21.226 en su artículo 8, inciso 4.

Te recomendamos que, en caso de ser despedido, te asesores con un abogado laboral, como nosotras, para que puedas evaluar tus alternativas de la mejor manera.

Cabe hacer presente, que ambos servicios son gratuitos en la página web de la Dirección del trabajo, sin perjuicio de ello, de no saber acceder al tramite o requerir mayor asesoría, contacte con nuestros abogados laborales, para apoyarte.

 

 

3.-Reserva de derechos en finiquito: ¿Cómo hacer una reserva de derechos en mi
finiquito?

Si fuiste despedido y te citaron a firmar tu finiquito tienes derecho a estampar en él
una “reserva de derechos” que te permitirá demandar posteriormente sobre los
puntos que la escribas, puede ocurrir que la causal del despido invocada por los ex
empleador, no corresponde al real motivo por el cual fuiste despedido, al momento de firmar tu finiquito y no te estén pagando todas las prestaciones que te corresponden, como algún bono, tus feriados legales y proporcionales, etc o tienes descuentos indebidos, entonces debes hacer una reserva de derechos para luego poder demandar, es importante saber que si no cuentas con esta reserva en tu finiquito, no podrás demandar luego el despido.

Ten en cuenta que nadie puede impedirte escribir una reserva de derechos, que tienes derecho a leerlo con todo el detalle que necesites, que no generará los efectos de terminar completamente la relación laboral si no están correcta y completamente pagadas tus cotizaciones y que, el pago del dinero que te corresponde por el despido,
no está ligado directamente a la firma del documento del finiquito.

Es muy importante hacer una buena reserva de derechos que te permita demandar
correctamente después, por lo que, como abogadas laborales te ofrecemos asesoría
para que esté bien realizada.

Instancia Judicial:
¿qué hacer en caso de ser despedido?

Puedes demandar a tu ex empleador por el despido en caso de que, por ejemplo: los
motivos reales del despido no coinciden con lo expresado en la carta de despido, te
adeuden cotizaciones previsionales, entre otras.
Hay diferentes acciones judiciales para demandar que el despido sea declarado
improcedente, indebido, incausado, y asociado a esa declaración demandar
incrementos legales. Para presentar una demanda laboral y comparecer en el respectivo juicio debes estar representado y asesorado por un abogado laboral, siendo este uno de nuestros servicios principales.

¿cuánto tiempo tengo para demandar?

Cabe hacer presente que antes de la actual pandemia asociada al Covid-19 y el estado
de excepción constitucional de catástrofe, por calamidad pública, declarado
por decreto supremo Nº 104, de 18 de marzo de 2020, del Ministerio del Interior y
Seguridad Pública, en virtud de la ley 21.226 que fue prorrogado este año 2021,
contabas con un plazo de 60 días hábiles para demandar desde la fecha del despido,
sin embargo, ahora se entenderán prorrogados los plazos de prescripción y de
caducidad respectivos, hasta cincuenta días hábiles contados desde la fecha de cese
del estado de excepción constitucional de catástrofe.

Nosotros te podemos asesorar y representar, en los siguientes tipos de despido:

1. Despido injustificado, que es aquel despido en el cual el ex empleador invocó injustificadamente alguna de las causales del término de la relación laboral del artículo 159 del Código del Trabajo, esto es: mutuo acuerdo de las partes, renuncia del trabajador, muerte del trabajador, vencimiento del plazo
convenido en el contrato, conclusión (término) del trabajo o de servicio que dio origen al contrato y caso fortuito o fuerza mayor.
Despido incausado: Así también, habrá despido injustificado, si tu ex empleador no indicara ninguna causal legal para despedirte.
En ambos casos, podrá ser condenado tu ex empleador al pago de todas las prestaciones que te adeude más un recargo del 50% sobre los años de servicio.

2.- Despido improcedente: Es aquel despido en que el ex empleador invoca como causal legal el art. 161 del Código del trabajo, esto es necesidades de la empresa o según corresponda desahucio ( para trabajadores rabajadores que tengan poder para
representar al empleador, tales como gerentes, subgerentes, agentes o apoderados, siempre que, en todos estos casos, estén dotados, a lo menos, de facultades generales
de administración, y en el caso de los trabajadores de casa particular).

La causal necesidades de la empresa, es la causal más frecuente que usan los empleadores, para poner término a la relación laboral, lamentablemente, muchas veces disfraza el verdadero motivo del despido por medio de una causal que en ningún caso esta justificada.
En caso de que el ex empleador no logre justificar la causal invocada para despedirte, será condenado al pago de un recargo del 30% sobre los años de servicio.

3.- Despido indebido: es aquel despido en el cual el ex empleador invoca indebidamente las causales del artículo 160 del Código del Trabajo, el que establece un recargo de un 80% sobre la indemnización de los años de serivicio.

4.- Despido indirecto o autodespido: es el procedimiento por el cual un trabajador puede poner término a la relación laboral, con derecho a demandar el pago de las indemnizaciones sustitutiva del aviso previo y legal por años de servicios, esta última
aumentada en el porcentaje que corresponda, según la causal invocada que pueden ser:

-Las del artículo 160 N° 1, esto es, falta de probidad, conductas de acoso sexual, vías de hecho, injurias, conducta inmoral que afecte a la empresa donde se desempeña, conductas de acoso laboral. Si así se determina en la sentencia, la indemnización
puede ser aumentada en un 80%.

– Las del artículo 160 N° 5, esto es, actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos. Si así se determina en la sentencia,
la indemnización puede ser aumentada en un 80%.

– Las del artículo 160 N° 7, esto es, incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato. Si así se determina en la sentencia, la indemnización se aumenta
en un 50%.

5.- Demandas de Tutelas Laborales de derechos fundamentales: Existen algunas situaciones en las que pueden verse vulnerados derechos fundamentales de los trabajadores en su lugar de trabajo. Cuando esto ocurre, los trabajadores tienen derecho a iniciar un procedimientos judiciales para lograr que estos se restauren.
Los derechos fundamentales protegidos por este procedimiento de tutela son:

El derecho a la vida, el derecho a la integridad física y psíquica, el derecho a la intimidad y el respeto a la vida privada, el derecho al honor, el derecho a la inviolabilidad de toda forma de comunicación privada, el derecho a la libertad de conciencia, la manifestación de las creencias y el libre ejercicio de todos los cultos, la libertad de
expresión, opinión e información sin censura previa, la libertad de trabajo y de

contratación laboral, el derecho a la no discriminación y a la indemnidad laboral que dice relación con no ser víctima de represalias por haber ejercido acciones administrativas (ante la Dirección del Trabajo) o judiciales en contra de su empleador.

6.-Nulidad del despido: si tu ex empleador al momento de despedirte no pagó íntegramente tus cotizaciones previsionales, a pesar de haberlas descontado de tus liquidaciones, se hará aplicable lo establecido en el art. 162 del Código del Trabajo,
por lo que no terminará la relación laboral hasta el pagó de las cotizaciones mismas y las remuneraciones correspondientes al periodo del despido y su respectiva convalidación.

7.- Despido verbal: si tu ex empleador te comunica verbalmente que estas despedido, debes dejar constancia en la inspección indicando día, hora y motivo por el cual te despidió si te dio algún motivo.

8.-Accidentes laborales.
9.-Prácticas antisindicales.
10.-Cobro de prestaciones debida.
11.-Otros juicios laborales

BENEFICIO: Tenemos como objetivo lograr el mejor resultado en tu causa, asimismo,
entendemos que vivir un conflicto laboral puede acarrear diferentes problemas,
principalmente económicos, es por esto, que nuestros honorarios se pagarán con un
porcentaje de las resultas que obtengamos de tu caso, sin requerir un pago para
comenzar.